lunes, 20 de febrero de 2012

DIARIO DE LA REVOLUCIÓN. Sábado 18 de febrero de 2012


Para conocer la realidad de este despropósito que se llamó Concentración Primer aniversario de la fundación de Vespeando hay que empezar por el final, como con las malas historias. Y sobre todo hacernos muchas preguntas claves:



Lugar: La Ruta del Sol (tomando la penúltima copa) ¿Por qué la cámara de fotos que documentaba el acto vespero para la Revolución acabó metida en un vaso de Agua? 

Respuesta: Sabotaje. Querían borrar las pruebas del desastre organizativo. Pero estábamos preparados.

Lugar: Camping Internacional: ¿Por qué David y Cardi (socios fundadores y cúpula del santo sanctórum Vespeando Scooters Club -desde ahora VSC) no fueron a hacer la ruta de las narices, pero, por supuesto, sí a zampar como jabalíes? 
Respuesta: Algo malo pasa en el VSC.

Lugar: Sigo en el camping ¿De qué barraca de feria robaron el equipo de sonido que iban a usar para entregar el título honorífico (merecido, eso sí) a Rogelio, el más noble de los socios? Y ya que lo roban, ¿porqué no compran, al menos, las pilas para que aquello funcionara? Vergonzoso. Menos mal que el bendito Rogelio es un señor y no abandonó el salón arrojando la servilleta a la cara de algún organizador.
Respuesta: Desidia, falta de principios, de respeto y no sigo...

Lugar: Km 42 de la N-IV. ( ¡¡¡¡Cuánta hipocresía!!!! Ahora... sí. Ahora, en el restaurante, después de comer y beber, le damos una placa homenaje a Rogelio, pero cuando tres horas antes se quedó tirado en la N-IV por un pinchazo...) Pregunta: ¿Dónde coño estaban los homenajeantes? ¿Por qué no se quedó ni siquiera el coche escoba a auxiliar? Eso ya no es falta de compañerismo, ¡eso roza ya la denegación de auxilio!
Respuesta: Bebiendo botellines en la plaza de Ciempozuelos.

Lugar: Plaza de Ciempozuelos: Después de llegar retrasados, porque fuimos dos compañeros los que auxiliamos al más tarde Socio de Honor. Los compañeros nos dejaron como pinchos unos finísimos ¿canapés?, ¿marisco?... 
Respuesta: Las sobras de ¡Macarrones con tomate! Sí, como se lee: ¡Ma-ca-rro-nes con to-ma-te usando la receta de un comedor social para emigrantes!... 

Y deprisa, joder, que nos vamos. ¡Y yo meándome! Nada, salimos de Ciempozuelos, por supuesto cada uno por una calle (¡viva la organización!) y con el coche escoba delante. Sí, porque lo del coche escoba tiene bemoles: la primera vez que veo al coche escoba situarse en primer lugar y no dejarse adelantar. ¡Sin palabras! Pasamos 20 kilómetros sin tomar ni una mirinda, viendo la acogedora ciudad de Tutulcia que nos llamaba con cantos de sirena. Y yo sin orinar. 

Lugar: Villaconejos. José María y Miguel me ceden el turno de uso del lavabo. ¿Demasiada educación o mala conciencia? 
Respuesta: Nada de eso. ¡Era pura mofa! El cuarto de baño del bar Picardías de Villaconejos es de un tamaño para los hobbit infantes o los enanos de jardín, y aún así un alto porcentaje de su micción caería fuera de la taza. Y yo con mi 1'90, imaginároslo ¡Vergonzoso!... Y ellos lo sabían. Se rieron del camarada Comandante, y con ello de la Revolución.
No cuento de esto más porque la dignidad, aunque sea de un buen periodista, tiene que guardar secretos.

No hay que decir que las visitas culturales, docentes o, al menos curiosas (eludiendo lo del urinario) quedan siempre ausentes en estas orgías de botellines.
Menos mal que la Revolución, por tanto despropósito continuado del VSC, sigue sumando adeptos. Vean el testimonio sincero de Piri, por supuesto con la ropa color caqui de la Causa . Bienvenido camarada Piri.

Comandante Garcea.

PD: ¿Cuándo hacemos otra?




Aquí el vídeo, por supuesto maquillado para que parezca que todo salió medianamente bien:



Y aquí, por último, pero debería ser lo primero, lo más lo único honorable que ha hecho este club en el eterno año que lleva funcionando:

No hay comentarios: