XII ruta Ontígola de vespas.


He de reconocer que estos del Vespeando (y con el mazo dando) son tipos originales. Muy originales. Jamás había asistido a una concentración tan extraña; y mira que estos tiparracos han hecho ya de todo, ¡y se siguen superando!
Ayer día 22 de septiembre, día de santa Emérita y san Mauricio, en el que la hoja del calendario del Corazón de Jesús nos ilustra con la frase “La justicia es igual a las serpientes. Solo muerden a los que están descalzos” (Monseñor Romero), fuimos concentrados en Ontígola para participar en la XII no sé qué de Vespas. Yo, por supuesto no quería ir, nadie del MAVO quiere ir nunca, pero el jefe me mandó para dar testimonio (una vez más) de cómo el club Vespeando (y con el mazo dando) es la pura metáfora del declive de la sociedad occidental, de cómo el capitalismo se está hundiendo en el propio fango que él produce.
Y sin más preámbulos trataremos de hacer la crónica de esta pérdida de tiempo, de categoría y de luchar por las ganas que me quedan de quemar mi vespa cuando asisto a estos eventos.
Quedamos a las 11’30 en la plaza de la Constitución de Ontígola para salir a las 12’15.
A las 12’16 ya se había jodido una moto, la de Antonio. Frenamos todos solidariamente.

¡Ese culito...!

A las 12’40 atravesamos Aranjuez.
A las 13´05 llegamos a Colmenar, tomamos una birra.
A las 13’30 Me entero de cómo funciona el puñetero club, es decir cómo no funciona. De las treinta motos, me doy cuenta de que el capitán Araña no se persona, Fran (el pornógrafo) desaparece con tres toledanos hacia no sabemos dónde. Los de Colmenar se presentan sin moto, los de Yepes se van a Yepes, otros se van a no sé dónde, Cardi ni aparece… En fin. Continuamos con el horario previsto 18 motos hasta que Antonio pierde el tubo de escape a la salida de Belmonte. Está claro que todo fue amañado para que la única bella persona del Vespeando sea el protagonista de la actividad obligada: “Arreglamos una vespa en ruta” (por la que cobran 10 € más). Todos se tiran como buitres a la carroña (Ver foto).

No, así no, que lo arreglas, lo hay que poner una cincha para que salte por los aires el cófano.

Intentan arreglarla como si supieran. Pedro se dedica a vendimiar las cepas, a Chema, ya puestos, le sabotean el cable del acelerador y del enfado se da la vuelta y conduce hacia no sabemos dónde (ayer a la hora de la comida estaba por Tarancón, hoy me dicen que le han visto por Manacor ¿Mallorca?. Antonio intenta retomar su montura, pero el tubarro se lo han puesto mal aposta, casi se mata por segunda vez, su cófano salta como una tortuga ninja. Se enfada como una mona y, cuando Paco dice todos por Colmenar, aquel toma el camino de Chinchón montado en sus 600 decibelios en busca de la Guardia Civil para denunciar al club, pero la benemérita no le hace caso ni por el ruido…
Y al fin, tras esta odisea, eso sí, nos juntamos en el restaurante La Ruta del Sol, como si nada hubiera ocurrido, fingiendo con hipocresía el desastre (o el éxito de la XII ruta Ontígola de Vespas, donde el lema, queremos entender, era: “Elige tu propia ruta y nos vemos en la comida”). Así lo hizo ejemplarmente Ángel a quien saludé en la salida y al marcharme. Al menos este no había huido a Esquivias.
Por último, y la actividad más importante del club Vespeando para recaudar los fondos con los que mantienen los mandamases del club sus propiedades en Suiza, fue la entrega de másteres a las personas que lo han merecido por sus estudios, esfuerzos, solidaridad y trabajo o que paguen por los títulos la cantidad de:
“Máster de capacitación en ayuda en ruta”…………………….. 250 euros.
“Máster en el manejo de la 10/11 y el destornillados de estrella”…………. 200 euros.
“Máster en planear rutas para eventos asociados al mundo del escúter……… 300 euros.
“Máster en quitar los cófanos para pasar la ITV con rapidez” ……………….. 200 euros.

Sin palabras
Una vez que se recaudaron los fondos hubo un simpático bingo, lectura de poesías de Vicente Aleixandre, una tertulia sobre el beneficio de la quinoa en el tránsito intestinal y una charla para captar clientes para un proyecto de multipropiedad en destinos de la Costa del Sol. Todo muy ameno y muy al caso.

Comandante Garcea.

Esperemos que esto se repita muy pronto. Gracias a todos los que organizáis estas salidas. Lo echaba mucho de menos. Os quiero a todos.
Un abrazo muy fuerte a Rogelio.

Comentarios